Conciertos silenciosos: una alternativa para la mejora de la convivencia

Conciertos silenciosos: una alternativa para la mejora de la convivencia

La idea de entrar en el recinto de un festival de verano y toparse con una multitud de personas con auriculares sin que se produzca apenas ruido ambiental suena un tanto ficticia e incluso surrealista.  Sin embargo, si alguna vez te encuentras en una situación así de curiosa, debes saber que se trata de los conciertos silenciosos.

¿Pero que son los conciertos silenciosos?

Los conciertos silenciosos tratan de reducir al mínimo la contaminación acústica que provocan tanto discotecas como conciertos en las comunidades de vecinos circundantes.

¿Cómo son?

Mediante ondas de radio o WiFi se transmite el sonido a auriculares inalámbricos o a los reproductores de audio portátiles – por ejemplo, teléfonos móviles que lleven los propios asistentes – que escucharán la música a través de sus propios auriculares.

Con esta manera de realizar actividades que por su naturaleza generan niveles elevados de ruido, se consigue reducir la contaminación acústica que originan. Por ejemplo, en el caso de los conciertos y las discotecas se pasaría de una media de 100-110 decibelios a un nivel de decibelios de entre 50-60. Esta reducción se consigue porque la multitud está en silencio…

Los conciertos silenciosos tienen su origen a finales de los años 90 en músicos como Erik Minkinnen o la banda de rock The Flaming Lips. Posteriormente la moda de repartir auriculares inalámbricos entre el público o de enviar señales de radio o wifi a los dispositivos móviles de los asistentes se ha trasladado a festivales musicales con renombre como el Shift Festival de Suiza de 2010 o incluso en un concierto realizado por la banda Metallica en la Antártida en el 2013.

El hecho de combinar tecnología con actividades lúdicas como conciertos silenciosos es una atractiva propuesta que se presenta como una alternativa a los “directos” habituales, que además resulta en un alivio para la convivencia vecinal.

Por tanto se puede hablar ya de que, más que ser una moda, los conciertos silenciosos han venido para quedarse ya que, sin duda, reducen la contaminación acústica y mejoran la convivencia vecinal.

 concierto silencioso

No Comments

Post A Comment