Jóvenes y convivencia vecinal

ruido y jovenes

Jóvenes y convivencia vecinal

Uno de los problemas de convivencia vecinal más habituales está producido por los jóvenes que pasan su tiempo libre en lonjas juveniles. Y estas son una fuente inagotable de problemas de convivencia con el vecindario.
Las lonjas son una alternativa de ocio juvenil muy extendida a día de hoy. Se calcula que cerca de 62.000 jóvenes de la CAPV tienen o participan en una. El hecho de que la vivienda esté tan cara y que el mercado laboral no facilite la incorporación de las personas menores de 30 años, hace que se retrase la emancipación de los jóvenes, quienes siguen viviendo con sus padres hasta edades tardías, pasados los 30.
Las lonjas posibilitan que las personas jóvenes puedan organizarse con otras personas y la oportunidad de experimentar un cierto grado de autonomía y de convivir con sus iguales, de ahí su alto valor como espacio educativo. Además, son una “vía de escape” a la familia; las personas jóvenes buscan espacios propios en los que reunirse con sus amigos y crear, así, su segunda familia. Por esto las lonjas de jóvenes están tan de moda.
lonja de jovenes y ruido
A menudo, las lonjas son noticia en los medios de comunicación debido a los problemas de convivencia con el vecindario. Las molestias por el ruido son las quejas más habituales, razón por la cual los ayuntamientos se han visto obligados a atender las demandas de aquellas personas a las que la actividad de las lonjas juveniles, sobre todo los ruidos, han llegado a molestar de tal forma que han solicitado la intervención de las autoridades.
Tal y como se describe en el informe “Lonjas y locales en la CAPV” las personas jóvenes que conviven en una lonja tienen clara la responsabilidad que asumen y, a pesar de que un tercio reconoce que ha tenido problemas con el vecindario, el 98 % considera que es su responsabilidad limitar los ruidos y mantener la lonja en buenas condiciones higiénicas. Así mismo, el 78 % de la juventud, muestra su acuerdo con que los ayuntamientos medien en caso de conflictos, ya sea con el vecindario o con los o las propietarias de las lonjas. Y el 82 % de la juventud vasca acepta que los ayuntamientos tomen la iniciativa y planteen algún tipo de regulación.
Nuestra intervención “Jóvenes y Lonjas” tiene en cuenta las premisas anteriores y, para ello, hemos creado una propuesta educativa que pusimos en marcha en Portugalete con muy buenos resultados que os contaremos en el próximo post.
En Noismart somos expertos en control del ruido. Nuestros servicios educativos y metodologías de intervención resuelven los problemas de ruido. Si eres una administración pública, un propietario de una lonja, un educador juvenil…contáctanos y te explicaremos nuestras propuestas con más detalle.

No Comments

Post A Comment