Ley del Ruido: PASOS A SEGUIR CUANDO HAY MOLESTIAS GRAVES POR RUIDO

Ley del ruido

Ley del Ruido: PASOS A SEGUIR CUANDO HAY MOLESTIAS GRAVES POR RUIDO

¿Qué es la Ley del Ruido?

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de los españoles sufre niveles de ruido “inaceptables”. Para tratar de solucionar este problema, en el año 2003 se aprueba la Ley del Ruido. En ella se regula el procedimiento a seguir para denunciar y poner fin a los problemas de ruidos en nuestro día a día. Aquí os hacemos un breve resumen de los puntos a tener en cuenta:
Las denuncias por la infracción de la Ley pueden tener como resultado el ordenamiento del cese de actividades, el precinto de locales, la adopción de medidas correctoras e, incluso, la indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

¿Dónde tengo que tramitar una reclamación por ruidos?

El primer paso es dirigirse, mejor por escrito, al causante del ruido e informarle de las molestias y perjuicios padecidos. Solicitarle a su vez el cese de las emisiones sonoras y la adopción de medidas específicas para ello.

¿Qué hago si no logramos llegar a un acuerdo?

Tanto la vía judicial civil como la vía administrativa, e incluso en algunos casos, la penal, son válidas para encauzar la reclamación basada en la Ley del ruido.
El primer paso debe ser acudir al Ayuntamiento mediante un escrito. Exponer la causa del ruido, propietario o responsable del mismo, las horas en las que se produce, personas afectadas y perjuicios causados. Otra opción es acudir, sobre todo en caso de urgencia, directamente a la Policía Municipal para que visite el lugar.
El Ayuntamiento puede actuar ante la emisión de ruidos procedentes de bares, discotecas o zonas de copas situadas en el propio edificio o edificios colindantes, de obras públicas y ruidos en fábricas cercanas u otros edificios en obras.
En los casos en los que el Ayuntamiento no pueda solucionar el problema, se abre la posibilidad de reclamar a la administración municipal su responsabilidad patrimonial.

¿Hay alguna forma mejor de solucionar el problema si es un vecino el que molesta con música alta, portazos o gritos?

En esos casos, podemos acogernos a la Ley de Propiedad horizontal que prohíbe, tanto a propietarios como a inquilinos, desarrollar en su piso o local actividades que resulten dañinas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas. Para estos casos el procedimiento es el siguiente:

  • El presidente de la comunidad deberá comunicar al vecino el cese inmediato de las actividades molestas, y le informará que, de lo contrario, la comunidad iniciará acciones judiciales.
  • Si esta conducta continúa, se convocará a la Junta de propietarios para autorizar al presidente el inicio de una acción judicial.
  • La demanda puede ir acompañada de la solicitud de medidas cautelares y solicitar también una indemnización de daños y perjuicios.

 

¿Qué se puede hacer cuando la Junta decide no llevar el asunto al juzgado?

Como propietario afectado también podemos acudir a los Tribunales por nuestra cuenta y solicitar una indemnización de daños y perjuicios y el cese de los ruidos, alegando ejercicio antisocial del derecho, la protección del derecho a la intimidad. Para esto podemos contar con los servicios de abogados especializados en el ámbito del ruido.
En Noismart podemos ayudar en estos pasos de varias maneras:

  1. Aportando sonógrafos que indiquen los niveles de ruido para que las personas lo puedan controlar y mostrar datos objetivos de los niveles de ruido soportados
  2. Enviando a mediadores que faciliten el acuerdo entre las partes enfrentadas
  3. Derivando el caso a nuestros abogados especializados

 

No Comments

Post A Comment