November 2014

Sufrir diariamente niveles excesivos de ruido afecta seriamente a nuestra salud a distintos niveles: físico, psí­quico y clí­nico. La contaminación acústica provoca afecciones cardiovasculares, pérdida de oí­do, malestar, estrés, alteraciones del sueño, dificultades de comunicación y convivencia, conductas agresivas, etc. La lista es lo suficientemente amplia como para tomarse en...

Muchas personas trabajadoras están sometidas en su puesto laboral a fuentes variadas de ruido. La exposición durante 8 horas al día a ruidos superiores a 85-90 decibelios es potencialmente peligrosa. Al principio el oído es capaz de recuperarse después de unas horas lejos de esos niveles sonoros, pero después de...