Evento de Presentación Noisense

Evento de Presentación Noisense

La empresa vizcaína Noismart, liderada por la getxotarra Leire Atxa, ha desarrollado un innovador dispositivo que detecta el ruido y lo visibiliza, al incorporar, por primera vez, un sistema de alarma que avisa acústica y visualmente cuando el nivel sonoro ambiental es perjudicial para nuestra salud. Este nuevo producto, llamado Noisense, ofrece una solución práctica, accesible y en tiempo real a la contaminación acústica y al mismo tiempo, hace visible un gran problema, el del ruido ambiental en el que vivimos y al que nos hemos acostumbrado, aunque numerosos estudios demuestran los nocivos efectos que tiene para nuestra salud.

Noisense se ha presentado hoy en rueda de prensa en la sede de BEAZ en Bilbao. Tras años de
investigación (I+D+i) de la startup, Noisense ya está a la venta y se puede comprar o alquilar en la página web de la misma www.noismart.com.

Noisense llega al mercado coincidiendo con la celebración mañana, miércoles día 26 de abril, del Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, una efemérides que se lleva celebrando desde hace más de 20 años y que pone el acento en la contaminación acústica de las sociedades modernas con el objetivo de prevenir y controlar este problema ambiental y sanitario que deteriora gravemente nuestra calidad de vida. Vivimos rodeados de ruidos y numerosos estudios demuestran lo nocivo que ello resulta para nuestra salud, a través de efectos en el sueño, enfermedades cardiovasculares o trastornos relacionados con la audición.

En Europa, 110 millones de ciudadanos viven por encima del nivel sonoro tope establecido por la Agencia Europea del Medio Ambiente. Según algunos estudios, los europeos pierden hasta 1,6 millones de años de vida saludable por la contaminación acústica, teniendo en cuenta las  muertes prematuras y el deterioro de la calidad de vida. A nivel estatal, unos 9 millones de personas, el 22% de la población española, están expuestas diariamente a niveles de sonido de más de 65 decibelios, superando el límite máximo que establece la OMS (Organización Mundial de la Salud). El Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES, en colaboración con la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), ha arrojado datos como que el 28,2% de la población de Bilbao tiene problemas para dormir a causa de la contaminación acústica, un porcentaje que sitúa a la capital vizcaína como la tercera ciudad con más ruido nocturno, por detrás de Sevilla y Madrid. Este estudio determina también otras consecuencias importantes que tiene para nuestra salud. En las personas mayores de 65 años, la exposición
continuada a niveles de ruido excesivo incrementa un 6,6% la mortalidad por problemas cardiovasculares
y un 4% los fallecimientos por causas respiratorias.

Este informe ha demostrado además que cada decibelio por encima de los 65 dB, aumenta un 5,3% los ingresos hospitalarios. La contaminación acústica tiene también una relación directa con la sordera y la pérdida de audición, pues el 60% de estos casos en niños y niñas podrían prevenirse. En el mundo, 1.200 millones de personas de entre 12 y 35 años están en riesgo de sufrir pérdida de audición por su exposición al ruido en ambientes de ocio.

Crear entornos sonoros saludables: ‘higiene’ acústica

Esta batería de datos demuestra la necesidad de atajar los niveles de ruido y prevenir la contaminación acústica, medidas que se pueden poner en marcha fácilmente gracias a Noisense. Es un sonógrafo móvil y ligero, de diseño innovador, que permite visibilizar el ruido, midiendo en todo momento el ruido que nos rodea, recogiendo los datos, y que se puede programar para que salte un aviso cuando se sobrepasa el nivel establecido, además de contabilizar alarmas y consultar estadísticas y datos históricos. Noisense cuenta con una tecnología además, a través de una app, que permite conectar varios dispositivos y compartir los datos en tiempo real. Esto permite frenar y solucionar, por ejemplo, las molestias y problemas de convivencia que originan algunos bares y discotecas a los vecinos, pues facilita que al mismo tiempo hosteleros y vecinos conozcan el nivel de ruido presente y puedan poner inmediatas soluciones cuando el ruido sobrepasa los límites aceptables, facilitando el derecho al descanso en los numerosos domicilios afectados por este problema.

Una situación que conoce bien el Ararteko Manuel Lezertua, quien recoge en su informe de 2016 las 59 quejas recibidas por ruido. La contaminación acústica está tan extendida y provoca tanto malestar entre la ciudadanía que ha unido a todas las Defensorías del Estado en la lucha contra el ruido. Ejemplo de ellos es el Decálogo en defensa del derecho de la ciudadanía a un domicilio libre de ruido, elaborado por los Defensores del Pueblo autonómicos y la Defensora del Pueblo de España.

Y es que además de consecuencias nocivas para la salud, la contaminación acústica genera en muchos casos demandas judiciales, porque el ruido es el primer motivo de interposición de denuncias por causa medioambiental, según Alfonso Terceño, fundador de Juristas contra el Ruido y abogado especializado en Derecho Medioambiental.

Pese a todo, existe una escasa concienciación sobre la incidencia del ruido en nuestra vida, explicable en parte porque el ruido a veces se da en focos muy concretos y por la propia invisibilidad el ruido, ya que solamente lo percibimos por el oído. Sin embargo, la contaminación acústica se puede combatir, creando entornos acústicamente saludables y resaltando los beneficios del silencio. El equipo de Noismart tiene claro que es posible remediar este problema, facilitando la toma de conciencia, el cambio de hábitos e incorporando el enfoque de higiene acústica en el ocio, el trabajo, las industrias, las fiestas y en definitiva, en todos los ámbitos.

Prueba de ello es el innovador producto que han desarrollado y que han testado en diversos ámbitos como la mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales ASEPEYO, la ikastola Lauaxeta en Amorebieta (Bizkaia) y en varias oficinas compartidas, consiguiendo un alto índice de satisfacción. Y es que salas de espera de centros sanitarios, comedores escolares y oficinas compartidas son algunos de los lugares con niveles de ruido a menudo incompatibles con la calidad de vida. Por ejemplo, en Euskadi el 100% de los comedores escolares sobrepasa el nivel de ruido recomendado por las autoridades sanitarias.

La contaminación acústica, que crea graves trastornos del sueño impidiendo el necesario descanso, se está extendiendo de tal manera que llega hasta los hospitales, entornos donde el silencio es especialmente necesario. Según la OMS, el ruido diario en los centros hospitalarios ha aumentado de 57 a 72 decibelios de media desde 1960, mientras que los ruidos nocturnos han ido creciendo en los últimos 50 años desde 42 hasta 60 dB.

100% Made in Euskadi

Noismart es una startup, una empresa de base tecnológica, que desarrolla soluciones
innovadoras para conseguir una sociedad acústicamente saludable, fomentando la educación, la salud y la convivencia.
Por su interés, su proyecto empresarial ha recibido apoyo y financiación de numerosas instituciones como la Diputación Foral de Bizkaia, grupo SPRI y los Ayuntamientos de Bilbao y Getxo. Gracias a un acuerdo de colaboración firmado con la fundación Euskoiker de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), equipos de los departamentos de Mecánica y Telecomunicaciones de la Escuela de Ingeniería de Bilbao han trabajado en el desarrollo de Noisense. Además, Noismart es socia de la agencia vasca de innovación Innobasque.

Con sede en Bilbao, 7 empleados directos y otros 10 indirectos integran Noismart que combina el ámbito tecnológico y el de la innovación social, fomentando la convivencia y el respeto y, al mismo tiempo, capitaliza el conocimiento, devolviéndolo a la sociedad con productos que tienen un impacto real en la calidad de vida de las personas. No en vano el lema de esta empresa es: “con nuestro conocimiento y herramientas, podemos ayudarte a conseguir un espacio libre de ruido”.

Noismart se convirtió en 2013 en la primera empresa en distribuir en el Estado un original semáforo de control del ruido. Ahora presentan Noisense, de diseño y fabricación propias, 100% made in Euskadi, el primer dispositivo que permite ver el ruido y diseñar planes de reducción de la contaminación acústica y en cuyo desarrollo han participado investigadores como el diseñador industrial Javier Machimbarrena, el profesor de la Escuela de Ingeniería de Bilbao José Miguel de Diego, quien ha realizado el diseño del hardware, o el diseñador de I+D Ingeniería Lezana Pedro Rodríguez. Un proyecto que ha unido a empresa y Universidad para crear este nuevo producto único que combate  el ruido, un agente contaminante que incide en nuestra salud y bienestar.

No Comments

Post A Comment